Traduciendo Autistas

Sobre Arrojarme al Tráfico para Salir de Terapia ABA (AlexanderTreasuresBlog, The Aspergian)

Advertisements

Original: ON HURLING MYSELF INTO TRAFFIC TO GET OUT OF ABA THERAPY

Autoría: alexanderTreasuresBlog en The Aspergian

Aviso de contenido: Descripción de intervención ABA.



Soy adolescente autista a quien se ha forzado a asistir a una terapia de análisis de conducta aplicada, o ABA, ordenada por la corte. Estas son las experiencias que me llevaron a correr hacia el tráfico para alejarme de ella.

Por lo que he experimentado con la terapia de conducta, siento que los terapeutas de RBT que quieren “ayudarme” me menosprecian, me hacen sentir incapaz de hacer lo que puedo hacer y me presionan constantemente a hacer tareas tan simples como tarjetas de memoria, pruebas de relojes analógicos en un iPad y una comprensión de lectura fácil muy por debajo de mi nivel de capacidad.

Las tarjetas que me obligan a hacer son como inferencias y modismos para los niños de tercer grado. Supongo que esto es el resultado del cursi estereotipo de que las personas con autismo se toman las cosas literalmente. Me hacen tomar notas en un cuaderno de cuántos aciertos y errores tengo. Incluso recogen datos sobre cuántas veces me disculpo.

Me siento como una rata de laboratorio en un laberinto y el queso al final es cuando llego a casa. No sé qué estoy haciendo allí. Les he preguntado cuáles eran mis objetivos, y me han dicho que siempre cambian hasta que tenga dieciocho años. Esto fue devastador, porque pensé que si seguía el juego y lo intentaba, me “graduaría” de ABA.

Cada vez que me dicen que trabaje más duro, físicamente no puedo hacerlo porque todos los demás niños en otras habitaciones gritan terriblemente. También está la música de los otros iPads que usan los otros niños.

No puedo soportar oír a los niños gritando, y eso sucede todo el tiempo. A veces, tienen niños muy pequeños en la habitación conmigo, tan jóvenes como de tres años. Esto no es sólo por el autismo y la sensibilidad al ruido. Nunca veo a nadie consolar a los niños que gritan.

El sonido es constante, como la banda sonora de una película de terror. Me dicen que “tendré que acostumbrarme” cada vez que pregunto por qué gritan los niños detrás de las puertas.

Siempre me dicen que estoy “repitiendo un guión” cada vez que algo es difícil; por ejemplo, cuando digo que no me gusta cómo me hace sentir algo, me dicen: “Sólo estás repitiendo un guión”. Un guión es repetir las palabras que alguien más dijo, así que decirme eso es como decir que porque soy autista, no puedo ni siquiera tener sentimientos o hablar de ellos.

También tengo que hacer contacto visual físico con ellos sin importar lo que diga sobre cómo me hace sentir, y eso es muy difícil. Quieren que lo haga todo el tiempo, pero eso puede hacerme sentir incómodidad.

Están recopilando activamente datos sobre mi contacto visual en una habitación rodeada de niños gritones, y me dicen que mi conversación está “guionada”. ¿Qué tiene de natural este montaje? Está todo planeado, como un experimento científico. ¿Y yo soy el que necesita aprender sobre la ironía?

Recientemente, me hicieron hacer una prueba en la que tuve que responder a un montón de preguntas de opción múltiple, como, “¿Eres capaz de contar hasta tres?” Y luego me hicieron hacer más inferencias en las hojas de trabajo. Otra vez. Esos estereotipos de “las personas autistas se toman las cosas al pie de la letra”. No tengo problemas con eso en absoluto, y ha sido así durante un tiempo.

Cuando pregunto por qué estamos haciendo estas cosas, me dicen: “Mejorará tus habilidades lingüísticas”. Pero creo que mis habilidades lingüísticas están bien.

Se centran en todo lo que no puedo hacer. Piensan que soy incapaz. ¿Parezco incapaz?

Me distrae demasiado, y me duele la cabeza hasta el punto de no poder hablar cuando mi madre me pregunta: “¿Cómo fue el ABA?”

Pero en realidad, siempre es lo mismo: inferencia, modismos, relojes, recuento, matemáticas y conversaciones.

Siento que están tratando de hacerme menos autista. Describen cosas y se centran en cosas que son estereotipos del autismo, como terapia de conversión.

Le he dicho a todos los que me escuchan -amigos, maestros, parientes, consejeros, todos- excepto a la gente del ABA lo mucho que no quiero estar ahí. No se lo he dicho a los terapeutas del ABA porque me darán un discurso sobre lo bueno que es para mí estar allí, o me dirán que estoy repitiendo un guión. Nunca validan mis sentimientos.

La última vez que me dejaron en ABA fue la más difícil, porque no sólo estaba lidiando con la escuela, sino que estaba lidiando con otros estresores. Sobre todo, no podía soportar la idea de que tendría que hacer esto hasta que tuviera 18 años. Tuve un ataque de pánico después de que mi mamá me dejó allí y corrí antes de entrar a la clínica.

Los terapeutas que siempre querían “ayudarme” me persiguieron, y sentí que no tenía otra opción que correr en medio del tráfico en movimiento. Ya no podía trabajar con ABA, y eso era lo que me repetía en mi dolorida cabeza mientras corría hacia el tráfico de la tarde. Traté de correr de vuelta a la acera, pero era demasiado tarde. Me atropelló un coche.

Los dos terapeutas de comportamiento que me habían estado persiguiendo retrocedieron lentamente y los vi dejarme allí. Eso fue definitivamente útil. Fui a la sala de emergencias en una ambulancia, sintiéndome traumatizado. Después de todo, me golpeó un auto y vi a las personas que dijeron que sólo querían “ayudar” a alejarse.

Me preocupa que si me obligan a aplicar la terapia de análisis de conducta por orden judicial, no pueda sobrevivir.

Nota del editor: No es apropiado defender la terapia ABA en los comentarios de este artículo. Hay muchos artículos en The Aspergian (Nota de traducción : y también en Traduciendo Autistas) sobre ABA en los que sus argumentos o preguntas son aceptables y serán tratados. Cualquier comentario que se deje en defensa de ABA en este artículo será eliminado y el usuario será expulsado. Gracias por su comprensión.

Advertisements

Advertisements