Imagen corporal y autismo (Kirsten Lindsmith)

TW: lenguaje cisexista y capacitista, dismorfia, anorexia y trastornos de conducta alimenticia, comportamientos ante la comida

Original: Body image and autism

Por Kirsten Lindsmith en: kirstenlindsmith.wordpress.com

 

Recomiendo revisar antes de leer este artículo otra traducción más compleja que se publicó en este blog, llamada: El lazo invisible entre anorexia y autismo


Hola. Esta es una versión actualizada de un artículo que escribí para AutismAfter16 hace 6 años. Sentí que valía la pena compartirlo por aquí, así que lo hice y modifiqué el artículo según mis estándares actuales. Este es un tema que me interesa profundamente a un nivel muy personal, y rara vez se habla de esto. ¡Déjame saber lo que piensas!

Las personas autistas, particularmente las chicas en el espectro, tienen más probabilidades de desarrollar trastornos alimenticios y dismorfia corporal que sus pares alistas (no autistas). Si bien, la investigación* sobre este fenómeno está creciendo, la intersección de estos temas no suele discutirse en el mundo del autismo, y mucho menos en la cultura contemporánea. ¿La familia de las adolescentes autistas conocen los riesgos? ¿Y las mismas personas autistas? ¿Y dónde está la conexión?

Aunque la correlación entre el espectro autista y los trastornos alimenticios puede parecer una coincidencia, no es necesariamente sorprendente para quienes tienen familiaridad con ambos temas. Los trastornos alimenticios se caracterizan por comportamientos obsesivo-compulsivos que rodean a los alimentos y el cuerpo, a menudo acompañados por un trastorno dismórfico corporal o TCA. Un gran número de niñas que no han sido diagnosticadas de autismo en la infancia reciben su diagnóstico después de buscar ayuda para un trastorno alimenticio, y aproximadamente el 20% de  pacientes con diagnóstico de anorexia nerviosa se encuentran (sin saberlo) en el espectro.

Tony Attwood, que se especializó en niñas del espectro, ha dicho que el comportamiento ritual conduce a una alimentación desordenada y, finalmente, a un trastorno alimenticio diagnosticable, las niñas autistas obviamente pueden ser muy propensas a caer por esa pendiente resbaladiza. Un trastorno alimenticio es una obsesión que se manifiesta de manera muy similar a un “interés especial” típicamente autista: el atractivo de la nutrición, el conteo de calorías y el mundo”seductor” de la dieta puede ser fascinante para una persona autista, que puede desarrollar dismorfia y un trastorno alimenticio como resultado de su nuevo interés. Agregue algunas alergias alimentarias que son más comunes en el autismo y problemas sensoriales (haciendo que comer sea complicado de entrada) y el perfeccionismo autista en la mezcla y usted tiene pacientes que se ajustan al perfil típico de una persona autista en riesgo de un TCA (trastorno de conducta alimentaria).

No solo las personas en el espectro están más orientadas a los detalles, pueden ser mucho más perfeccionistas e incluso llegar al nivel obsesivo-compulsivo y ser más propensas por tanto a la obsesión que las personas neurotípicas, sino que la forma en que las personas autistas ven el mundo les pone en riesgo de dismorfia corporal. Comúnmente se entiende que las personas autistas tienen problemas con la abstracción (“visión general”), lo que ocurre realmente es que perciben las cosas por partes en lugar de en conjunto. El trastorno dismórfico corporal se caracteriza por pacientes que ven sus partes individuales del cuerpo en lugar de su cuerpo entero. Cuando pacientes sin dismorfia se miran en el espejo, ven una cara, pacientes con dismorfia ven un ojo, otro ojo, una nariz, una boca, mejillas, etc. Esta es la forma en la que una persona autista procesa visualmente una cara de forma natural . El hecho de no juntar las piezas conduce (o puede ser el resultado de) de enfocarse en estas partes individuales, en lugar de ver cómo encajan en un contexto más amplio.

¿Alguna vez has conocido a alguien con una nariz grande, que odia su nariz, cuando piensas que realmente encaja bien en su cara? Eso es porque ustedes están procesando toda su cara en conjunto, mientras que esas personas se están enfocando en su nariz, en lugar de su cara en conjunto. Este fenómeno es la esencia de la dismorfia corporal, y el hecho de que las personas en el espectro autista en cierto sentido vienen equipadas con una visión dismórfica del mundo puede hacerlas increíblemente propensas a la dismorfia corporal y al odio hacia sí mismes que esto es ocasionado, especialmente en las niñas* , por el motivo de que están inmersas desde la infancia en una sociedad donde el aspecto físico es un punto importante que mide identidad y valor.

*Nota de traducción: no se ha estudiado lo suficiente aún, pero es sabido que no solo en niñas cis autistas, también en personas no binarias o trans binarias en general autistas hay muchísimos casos de TCA´s y dismorfia corporal, en esto tiene que ver la sinergia que se hace entre disforia de género y dismorfia

Los chicos (cis) en el espectro pueden no estar sujetos a las fuertes presiones estéticas ejercidas sobre las chicas, pero eso no significa que estén exentos de desarrollar un TCA o dismorfia corporal. La presión social puede alimentar el fuego, o ser el catalizador para una niña autista, pero simplemente interesarse en las dietas es suficiente peligro para cualquier persona autista. He conocido a varios hombres en el espectro (para mí) con dismorfia corporal y la forma en que describen su perspectiva suena idéntica a la que he descrito anteriormente.

Ahora bien, no estoy diciendo que las personas autistas no puedan tratar de perder peso de forma saludable, o que no puedan aprender sobre nutrición, ni convertirse en nutricionistas o personas expertas en salud. Esto tiene no tiene que ver con mantener a autistas alejades de los factores desencadenantes y más que ver con la educación de infantes autistas sobre sus cuerpos desde una edad temprana. Muchas personas autistas e infantes en general, no prestan mucha atención a sus cuerpos hasta que llega la pubertad.

Si usted es está criando a su hija, sepa que la solución no es tranquilizarla diciéndola que es hermosa (de hecho, elogiar a las niñas por su belleza puede ser increíblemente peligroso por muchas razones), sino también enseñarle sobre todo respecto a su cuerpo en sí. Enséñeles (sean chicas, chicos o personas no binarias) sobre cómo y por qué las personas se ven diferentes, sobre las variaciones naturales en la forma humana, ya sean gordas o delgadas, de nariz grande o pequeña. Por supuesto, estamos librando una batalla contra nuestra cultura aquí, pero el primer recuerdo de su retoño sobre su cuerpo no debería ser que no le gusta a ustedes.

Y si eres une adolescente autista (o preadolescente o incluso estás en la edad adulta) que se fija en su cuerpo y en sus partes individuales, debes saber que son normales y que las necesitas para vivir. No hay nada malo. El crecimiento del movimiento de positividad corporal (body positive) es problemático por muchas razones, pero la necesidad de algún tipo de movimiento al respecto es real: somos más que nuestros cuerpos, y la belleza no debería ser un requisito para existir.


Algunos artículos para profundizar:

  1. Is anorexia nervosa a version of autism spectrum disorders?
  2. Using the Autism-Spectrum Quotient to Measure Autistic Traits in Anorexia Nervosa: A Systematic Review and Meta-Analysis
  3. Do girls with anorexia nervosa have elevated autistic traits?

 

Advertisements

One thought on “Imagen corporal y autismo (Kirsten Lindsmith)

Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: