Tratando el autismo como problema: la conexión entre la Terapia de reconversión sexual y el ABA (Alex Kronstein)

Martes, 17 de julio de 2018.
Entrada original: Treating autism as a problem: The connection between Gay Conversion Therapy and ABA
Por Alex Kronstein
Traducido por El autismo informal y sukharosa

KJIPUKTUK (Halifax) – Este lunes asistí a una protesta en la plaza Grand Parade en Halifax contra la iniciativa del sacerdocio reunido en un movimiento llamado “Coming Out”.

Durante la semana del 20 al 28 de julio, la Maritime Conference de la Iglesia Adventista del Séptimo Día será la anfitriona de Coming Out Ministries, un grupo de líderes espirituales “ex gays” “redimidos” en su “Campmeeting 2018” en Pugwash. Planean compartir sus relatos personales de cómo fueron “liberados de las cadenas de la homosexualidad”, “arrancados de las llamas”, “redimidos” de ser gays, lesbianas, bisexuales o queer, y “curados” de su identidad transgénero o no binarias a través del rezo, la devoción y las terapias de deshomosexualización.


[imagen: retrato de un adolescente blanco con cabello castaño y ojos azules que mira a través de una ventana con persianas hacia el exterior con una expresión pensativa]

La protesta en Grand Parade fue organizada por el Nova Scotia Rainbow Action Project, The Youth Project, y Halifax Pride, con la esperanza de convencer a la Iglesia Adventista del Séptimo Día de que retire la invitación a los “Coming Out” Ministries de su Campamento anual.

Los manifestantes también quieren que Nueva Escocia apruebe una ley para prohibir la terapia de conversión homosexual. Hubo una petición para firmar, y varios oradores, incluyendo Julie Hollenbach y Susanne Litke de NSRAP, Kate Shewan, directora ejecutiva de The Youth Project, y el trabajador social Robert Wright.

Tras las intervenciones programadas, dejaron el micro abierto a cualquier persona del público. En ese momento, me levanté y di un breve discurso sobre la conexión entre las terapias de reconversión sexual y las de conversión para autistas, también llamadas Análisis Conductual Aplicado [más conocidas por sus siglas en inglés: ABA].

Para comprender la conexión, primero entremos en antecedentes.

¿Qué es el ABA?

El Análisis Conductual Aplicado ha sido considerado durante mucho tiempo el “patrón de oro” en “intervenciones” para el autismo. Como lo define la Behavior Analyst Certification Board:

El análisis conductual es el estudio científico de los principios del aprendizaje y el comportamiento. Sus dos áreas primarias incluyen:

Análisis Conductual Experimental: La ciencia básica de la disciplina, que durante varias décadas ha acumulado una respetable y sustanciosa cantidad de literatura de investigación acerca de cómo la conducta se aprende y cambia a lo largo del tiempo. El análisis experimental de la conducta es la base científica del Análisis Conductual Aplicado.

Análisis Conductual Aplicado (ABA): Un aproximamiento sistemático para influir hacia conductas socialmente funcionales a través de la identificación de las variables del entorno relacionadas con fiabilidad y el diseño de técnicas modificadoras del comportamiento que hagan uso de tales descubrimientos. Practicantes del análisis conductual proporcionan servicios coherentes con las dimensiones del ABA.

Los partidarios del ABA dicen que sirve para aumentar las habilidades y conductas “positivas” y suprimir o reducir las “problemáticas” en niños autistas. Éstos suelen ser enviados a terapias ABA o derivadas en cuanto reciben el diagnóstico. A sus padres les suelen decir que sus hijos necesitan esta “terapia” cuanto antes para poder comenzar con buen pie en la vida.

Sin embargo, un cada vez mayor número de autistas adultos, de padres alistas de niños autistas, e incluso ex-terapeutas, invitan a replanteárselo. Afirman que el ABA es perjudicial, traumatizante y abusivo; que trata el autismo como un problema que solucionar, y que su último fin es hacer que los niños autistas puedan pasar como no autistas.

Además, dicen que cuando se suprimen las maneras naturales de comunicarse, moverse, e interactuar con el mundo de los autistas pueden causarse daños serios y duraderos.

¿Les resulta familiar?

Las raíces del ABA: “Hay que construir a la persona”

En general, se considera que el “padre fundador” del ABA fue Ivar Lovaas, psicólogo noruego-americano y profesor de la Universidad de California, Los Angeles (UCLA). Él creía que los niños autistas ni siquiera eran personas. Como Lovaas dijo en una ocasión:

Verán, cuando se trabaja con un niño autista hay que comenzar casi desde cero. Son personas en el sentido físico; tienen cabello, nariz, boca; pero no son personas en el sentido psicológico. Podríamos ver el trabajo de ayudar a niños autistas como una cuestión de construir personas. Tenemos la materia prima de una persona, pero hay que construirla”.

Lovaas desarrolló lo que él creyó un método comprensivo de “construir una persona” y lo llamó “Análisis Conductual Aplicado”. Recomendó que los niños autistas recibieran 40 horas de terapia ABA a la semana. Uno de sus principales objetivos era moldear y pulir sus conductas de tal modo que se parecieran más a los niños “de un desarrollo típico”. Lovaas pensó que sería el único modo en que podrían ser capaces de aprender cualquier cosa, y a menudo emplearía técnicas aversivas estrictas, como las de privación de afecto, privación de alimento, castigos físicos, e incluso electro-shocks.

Puede que los aspectos aversivos duros y punitivos de las terapias de Lovaas ya no se empleen tanto hoy en día, pero la confianza en recompensas y castigos prosigue en otras “terapias” e “intervenciones” basadas en los principios del ABA, que discutiré en un futuro artículo. Aunque algunos terapeutas indican que las formas más “modernas” del ABA suponen un planteamiento más humano, igualmente siguen basados en la idea de que las maneras autistas de relacionarse con el mundo son inaceptables y se deben erradicar.

Entonces, ¿cuál es la conexión con la terapia de reorientación sexual?

Bueno, Lovaas también estuvo involucrado substancialmente en el Feminine Boy Project, que tiene fuertes lazos con lo que hoy se conoce como la terapia de deshomosexualización. El psicólogo George Rekers, figura clave en el mundo de esta terapia de reconversión (y co-fundador del flagrantemente anti-gay Family Research Council), utilizó las técnicas de Lovaas para tratar lo que él denominaba “comportamientos de roles sexuales desviados” en niños varones.

Y, si lo piensas, incluso si Lovaas no tuviera conexiones con las terapias de conversión de homosexuales, el método ABA tiene tantas similitudes con la misma que muchos autistas lo han llegado a llamar “terapia de conversión de autistas”.

Hay muchos más pasos que andar

Siento un profundo agradecimiento hacia la organización de la protesta, y siempre agradeceré la ocasión de poder hablar. Mi presentación obtuvo un buen recibimiento, y más tarde algunas personas vinieron a conversar conmigo. Sólo puedo decir que ¡hay más pasos que dar contra el ABA en Canadá!

Por ello, mi próximo artículo prestará más atención al ABA en Canadá (especialmente en Nueva Escocia), a quién lucha contra él, y a qué podemos hacer en su lugar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: