Yo no tengo privilegio ¿O si? (Maxfield Sparrow)

bengala de lente

[descripción de la imagen: destello de sol en el lente. En la esquina superior derecha, el sol brilla intensamente, enviando rayos penetrantes al bosque y culminando en un arco verde en la parte inferior izquierda. ¿Quizás podría tomarse como un símbolo visual de la luz penetrante de la sabiduría? Tomado el 19 de noviembre de 2016, en Devil’s Millhopper Sinkhole, Gainesville, Florida. Copyright Sparrow R. Jones]

Sobre qué es privilegio y qué es intersección en entornos de justicia social.

22 de noviembre de 2016

Entrada original: I Don’t Have Privilege, Do I?

Escrito por: Maxfield Sparrow en Unstrange Mind
Privilegio. He visto tantos argumentos surgir cuando las personas comienzan a hablar de privilegios. Entiendo de dónde se generan para la gente: si eres blanque y estás empobrecide, probablemente no te sientas muy privilegiade, ¿verdad? Probablemente pienses algo así como “Si, claro. Esta piel blanca no ha hecho mucho por mí. Estoy viviendo en un tráiler desvencijado mientras que Kanye West tiene millones de dólares. ¡No me hables sobre privilegio!”

He visto ese argumento, o alguna variación sobre él, tantas veces a lo largo de los años. El argumento es incorrecto porque se origina en no entender lo que significa cuando alguien habla de “privilegio blanco” o simplemente “privilegio”.

Para empezar, la palabra “privilegio” significa una ventaja y la mayoría de las personas no sienten que tienen muchas ventajas en la vida. “La membresía tiene sus privilegios” “es un personaje privilegiado”. La gente piensa que la palabra “privilegio” es algo que significa que “naciste con una cuchara de plata en la boca”.

Sí, esa es una definición de privilegio, pero cuando la palabra se usa para hablar sobre cuestiones sociales, solo significa una ventaja específica, a menudo (aunque no siempre), provocada por la visión estigmatizada de la sociedad de diferentes tipos de personas. Si no perteneces a uno de los grupos de personas que son menospreciados, odiados y / o temidos tu tienes privilegios… al menos en esa área de tu vida.

No tiene que ser una gran ventaja. El privilegio no es un absoluto y no es como un interruptor de encendido / apagado en el que eres o un millonario o un vagabundo.

Pero hay algo incluso más importante que la cantidad de cualquier tipo específico de privilegio que se tenga: la interacción entre diferentes cantidades de privilegios o falta de privilegios en su vida. Déjame hablarte sobre algo que podría (o no) ser una nueva palabra para ti: interseccionalidad.

Sí, es una de esas palabras académicas. Pero voy a desglosarla ahora y espero que te ayude a entender cómo puedes tener mala suerte o incluso estar en la parte inferior del barril y aún tener algunos privilegios.

Cada uno de nosotres es el resultado de intersecciones (combinaciones / interacciones) de muchas identidades personales diferentes. Por ejemplo, aquí están algunas de mis identidades:

  1. blanco
  2. mujer al nacer
  3. transgénero / transmasculino
  4. sexualidad alternativa (muy complicado de explicar. Vamos a llamarlo gris asexual por ahora.)
  5. Autista
  6. multiplemente discapacitado físicamente
  7. sin movilidad reducida / no soy usuario de silla de ruedas
  8. multiplemente neurodivergente / discapacitado neurológicamente (N24 además del autismo
  9. discapacitado psicológicamente (TEPT-C, Ansiedad, Depresión)
  10. educación de la clase media (padres educados en la universidad, buena nutrición infantil, etc.)
  11. altamente educado (tanto autodidacta como en la universidad)
  12. pobre / sin hogar
  13. de edad mediana

Cada una de esas identidades tiene una cantidad diferente de privilegio o falta de privilegio.

Déjame dibujarte una imagen de mi propia interseccionalidad. Tengo demasiadas identidades para ponerlas todas en un diagrama, así que solo voy a hablar de cuatro de ellas en este diagrama:

Diagrama de privilegio

[descripción de la imagen: un dibujo de cuatro círculos que se superponen. En los bordes, cada uno de esos cuatro círculos está etiquetado en inglés: ‘BLANCO’, ‘AUTISTA’, ‘SIN HOGAR’, ‘EDUCADO’. En el centro, donde se superponen los cuatro círculos de identidad, está la palabra ‘SPARROW’.]

Este diagrama ilustra cuatro de esas identidades que enumeré arriba: blanco, autista, sin hogar y educado. Pongo mi nombre en el centro donde se superponen todos los círculos, para mostrar que soy una combinación de esas identidades. Si quitas uno de ellos, ya no soy el Sparrow que ves hoy ante ti.

Cuando miras mi privilegio de esta manera, puedes ver que mi privilegio blanco no es toda la historia. Allá afuera en el borde donde no soy más que una persona blanca, hay muchos privilegios. El lugar donde el círculo de la raza se superpone con el círculo que indica que soy muy educado es un espacio con una gran cantidad de privilegios.

Mi educación representa múltiples capas de privilegios, comenzando con mi nacimiento en una familia de clase media con dos padres que habían asistido a la universidad. Crecí aprendiendo cosas de mis padres porque también son muy educados. Crecer en esa familia también significó que obtuve una buena nutrición en la infancia para ayudar a que mi cuerpo se fortaleciera. Pude viajar por vacaciones y tener experiencias que me ampliaron en lugares distintos al vecindario y la comunidad donde crecí. Viví en vecindarios seguros con buenas escuelas. Pude ir a la universidad y obtener títulos debido a muchos privilegios que se intersectan (aquí está nuevamente esa palabra) que se remontan a mi infancia. La buena nutrición y la estimulación intelectual de niño ayudaron a que mi cerebro creciera de maneras que me facilitaron la educación. Hay una enorme cantidad de privilegios en la intersección de esas dos identidades: blanco y educado.

¿Pero qué hay de esos otros dos círculos? Soy pobre y sin hogar, y eso a menudo me dificulta la vida. Esta semana he estado yendo a lugares como el Ejército de Salvación, tratando de encontrar comida suficiente para mantenerme con vida hasta que me paguen por algo de lo que escribo o entre mi próximo cheque por discapacidad – y actualmente estoy muy preocupado por mis ingresos por discapacidad porque estoy listo para la re-certificación y completé la documentación hoy y no se ve bien. Si pierdo mi discapacidad de SSI, no tengo idea de cómo voy a poder mantener mi vida para nada. Eso no es privilegio, ¿verdad? Mi falta de vivienda y la pobreza son lo opuesto al privilegio. Gran parte de mi humanidad no le importa a mucha gente en este mundo si no puedo pagar las cuentas o pagar lo básico de la vida.

Y soy autista, como es probable que sepas, ya que este es un blog en el que me enfoco en temas autistas y hablo desde mi experiencia vivida en el autismo. Hay un mucho estigma relacionado con ser conocido como autista. Mucha gente se niega a escuchar cualquier cosa que tenga que decir. Mucha gente valora mucho más lo que las personas no autistas dicen sobre el autismo que lo que decimos los que vivimos autistas al respecto, incluso cuando decimos lo mismo. Más especialmente cuando nuestra experiencia vivida no es lo que los expertos en autismo dicen que es.

Cuando miras el espacio donde se superponen autistas y personas sin hogar, te das cuenta de que hay una enorme falta de privilegios allí. A menudo necesito cosas porque no tengo hogar que puedo obtener porque soy autista. O necesito cosas porque soy autista que no puedo obtener porque no tengo hogar. Mi atención médica es muy inferior a la norma debido a esta intersección de falta de privilegio. Tengo muchas dificultades para tratar de construir una carrera (irónicamente, ya que elegí quedarme sin hogar porque era la única forma en que alguien con mi nivel de ingresos extremadamente bajo podía hacer el trabajo que ahora hago).

Pero esta es la cuestión de la interseccionalidad: esa intersección de la pobreza y la falta de vivienda y el ser autista no borran esa intersección de ser blanco y altamente educado. Todavía soy un privilegiado al mismo tiempo que no tengo privilegios. Yo se, ¿verdad? Puede ser confuso. Pero la cuestión de la interseccionalidad es que no soy solo una o dos de esas intersecciones de identidad, sino que soy todas las intersecciones. Cuando estoy luchando para cumplir con mis necesidades de atención médica porque soy autista y sin hogar, tengo una ventaja sobre muchos otros autistas sin hogar porque también soy blanco y tengo mucha educación. Entonces, hay puertas que puedo abrir con mi privilegio a pesar de que también soy una persona marginada.

El verano pasado, estaba acampando en un campamento ecuestre gratuito en el norte de Missouri. Hay una tonelada de esos campos libres diseminados por toda la parte norte del estado … tantos, de hecho, que conté y vi que una persona podía vivir un año completo gratis, moviéndose de un campamento de caballos a un campamento de caballos y quedándose una semana en cada uno, sin haber permanecido en el mismo campamento dos veces. Son lugares para acampar bastante primitivos porque están en su mayoría allí para que las personas con caballos tengan un lugar donde ir a pasear.

Mi campamento en esa noche en particular tenía un anillo de fuego y una mesa de picnic, además el sitio tenía un contenedor de basura y una bóveda (básicamente, una gran dependencia). No había agua corriente, ni electricidad … ni gente. Me lo pasé muy bien allí porque estuve solo la mayor parte de esa semana. Alguien se estacionó cerca de mí durante unas horas para sacar a su caballo de un remolque, montarlo y luego se fue. Realmente disfruté la soledad.

Una noche, un oficial de policía se detuvo en mi campamento. Me preguntó si había escuchado disparos. Respondí honestamente que no, y que había estado en mi camioneta durante la última hora, así que no los habría escuchado de todos modos. No tengo idea si realmente hubo disparos o si esa fue solo su manera de iniciar una conversación conmigo. Me preguntó qué estaba haciendo y fue muy amable al respecto. Le dije la verdad: estaba en camino a pasar las vacaciones del 4 de julio con mi familia, pero, “ya sabes cómo es: no quiero aparecer tan temprano para que esten cansados de mí incluso antes de que las vacaciones empiecen! Así que pensé en pasar un poco de tiempo acampando. ¡Realmente qué lindo camping tienen aquí! “

Se rió conmigo acerca de la idea de imponerse a la familia por demasiado tiempo y estuvo de acuerdo en que Missouri era seguro. Satisfecho de que no había decidido mudarme permanentemente y que parecía ser un viajero inocente, y que no buscaba nada malo, me deseó buenas noches y se fue.

Cuando el oficial se fue, me pregunté cómo habría sido ese encuentro si hubiera sido negro. ¿Hubiera sido tan rápido con la broma amistosa? ¿Habría sido tan rápido para decidir que estaba bien para mí acampar allí? ¿Qué pasa si no soy de una familia de clase media altamente educada? Las palabras que salen de mi boca le dicen a las personas que procedo de un entorno particular y muchas personas me respetan cuando hablo bien. ¿Qué pasaría si mis niveles de estrés y ansiedad hubieran sido tan altos que mi tendencia autista a perder el habla en tiempos difíciles hubiera comenzado y no hubiera podido hablar sin problemas con él? ¿Qué pasaría si hubiera estado en uno de mis momentos en que no puedo hablar y hubiera tenido que escribir mi mitad de la conversación en mi dispositivo AAC?

Esta es la intersección de los privilegios: la forma en que fui tratado por ese oficial de policía me mostró que estaba viendo mi privilegio y sintiéndose cómodo conmigo por eso. Fácilmente podría haber estado en una situación en la que principalmente veía mi falta de privilegio y le preocupaba mi presencia en el campamento, quería echarme de su condado o meterme en su cárcel o llevarme a un hospital psiquiátrico. Y si hubiera sido una persona diferente, tal vez alguien que tuviera más dificultades para esconder mi falta de privilegio … digamos que porque se basaba en mi color de piel oscura que no podía esconder de él sin importar qué … nadie sabe cómo esa interacción hubiera ido.

Es por eso que hablamos mucho sobre el privilegio blanco cuando hablamos de privilegio, a pesar de que hay tantos tipos diferentes de privilegio. Ser negro es algo que una persona no puede encender y apagar, no puede disfrazarse, no puede mantener la boca cerrada, no puede ver a un entrenador de voz para aprender a ocultarlo. Negro es negro, no importa qué. Y eso es algo grandioso, y algo de lo que estar satisfechos y orgullosos … pero también es una faceta de la identidad de una persona, lo que significa que deben tener cuidado con cada elección de vida.

Ser negro es una faceta de la identidad de una persona que significa que viven con un objetivo en la espalda todos los días, en todo momento. La palabra incorrecta, el movimiento incorrecto, ir al lugar equivocado, usar la ropa equivocada, caminar a casa de la manera incorrecta en una noche oscura y lluviosa con la capucha puesta para mantener la lluvia fuera de tu cabeza… cada cosa que los negros hacen o dicen puede ponerlos en riesgo porque la negritud es lo primero que las personas ven sobre ellos y las personas toman decisiones y juicios basados en eso.

Y es por eso que el privilegio blanco es algo tan grande, incluso para alguien como yo, pobre, hambriento, sin hogar, discapacitado múltiple, que lucha por sobrevivir con ansiedad y trastorno de estrés postraumático y una historia de abuso e institucionalización. Las cartas están en mi contra … pero mi piel es blanca y mis palabras, cuando están trabajando para mí, revelan al instante mi nivel de educación y privilegios y eso me ha mantenido vivo contra viento y marea durante cincuenta años.

¿La próxima vez que veas a alguien hablando de privilegios y te sientas enojado o avergonzado y quieras rechazar la idea de que tienes privilegios? No lo hagas. Acepta que tienes privilegios. Admítelo. Te pertenece. El privilegio no es algo de que avergonzarse. La mayoría de nosotros ni siquiera pedimos los privilegios que tenemos; simplemente nacimos de esa manera o nacimos en un entorno que estaba destinado a darnos forma de esa manera. “Revisa tu privilegio” no significa que tengas que avergonzarte de lo que tienes o de las ventajas que te ofrece.

El hecho de que se te pida que revises tu privilegio significa que debe detenerte a pensar en las cosas que te parecen más fáciles y recordar que no son fáciles para todos. Puedes hacer llamadas telefónicas sin apenas esfuerzo, pero puede ser un infierno para mí e imposible para otra persona. Puedo conducir realmente bien: he conducido 31,000 millas en los últimos 18 meses y solo he puesto algunas marcas ligeras en el auto en el proceso (ese túnel de un carril en Indiana fue demasiado estrecho, ¡te lo juro!) No todos pueden conducir tan bien o incluso conducir. Iría tan lejos como para decir que al menos la mitad de mis amigos no pueden conducir en absoluto. Tal vez incluso más de la mitad de ellos. No me da vergüenza que pueda conducir, pero es importante que verifique mi privilegio y recuerde que no es algo que todos puedan hacer (¡y que no hay vergüenza en no poder conducir!).

Si sientes que la gente quiere que te sientas culpable por ser blanco, detente y pregúntate si estás proyectando tus propios sentimientos sobre ellos. Me han dicho que revise mi privilegio blanco muchas veces y nunca he sentido que alguien quisiera que me avergüence de ser blanco (o de tener algún tipo de privilegio). ¡Tener vergüenza de ser blanco (o privilegiado de cualquier otra manera) no logra nada! Sin embargo, si estás teniendo dificultades para superar ese sentimiento, puede ser muy terapéutico utilizar tu privilegio para ayudar a derribar las barreras que enfrentan otras personas. Aquí hay algunas sugerencias sobre cómo usar tu privilegio para beneficio de las personas marginadas:

Siete maneras de usar tu privilegio cisgénero (el privilegio de nacer el sexo / género que identifica como ser) para ayudar a las personas transgénero.

Cuatro formas de “retroceder” en contra de tu privilegio (de cualquier tipo) y ayudar a las personas marginadas.

Qué hacer en lugar de solo sentirte culpable una vez que te das cuenta de que tienes privilegios en algún aspecto de tu vida.

Cinco formas de usar tu privilegio para luchar contra el racismo contra las personas negras.

Y, solo por si acaso, un hombre cis blanco explica por qué no es suficiente llevar un imperdible.

No te ofendas cuando alguien te informa acerca de tu privilegio. Te están ayudando a que te entiendas mejor. No se supone que debes sentirte avergonzado. Alguien dijo, “la gente me dice que revise mi privilegio para hacer que me calle” y eso es cierto. Porque como algunos de los enlaces que acabo de mencionarle te recordarán, cuando alguien te recuerda tu privilegio es el momento de dejar de hablar, comenzar a escuchar y aprender sobre las realidades de la vida de la otra persona.

Aprendí mucho cuando escuché a mis amigues negres, mis amigues Latinxs, amigues que son mujeres trans, amigues con discapacidades psiquiátricas que no tengo, amigues con otras discapacidades con las que no vivo, amigues inmigrantes, amigues más viejes o mucho más jóvenes que yo. He aprendido mucho cuando dejo que la gente me cuente sobre los aspectos marginados de sus vidas.

Cuando alguien me ayuda a verificar mi privilegio, me hacen un favor. Puede que duela en el corto plazo, pero me beneficio tanto a la larga. Todos nos beneficiamos de comprender las realidades de las vidas de las personas que no son lo mismo que nosotros. Y todos nos beneficiamos de aumentar el acceso para todos y de trabajar para construir un mundo que sea más comprensivo, más justo, tenga más oportunidades y menos estigma e intolerancia.

¿Tienes privilegio? Probablemente si. La mayoría de las personas tienen cierta cantidad de privilegios y cierta cantidad de falta de privilegios. No es un concurso y no es un juego de suma cero. No te quedes atrapado tratando de calcular la cantidad de privilegios que tienes o no tienes. Acepta que tienes algún privilegio y haz lo que puedas para ayudar a las personas marginadas (incluyéndote a ti mismo, si estás marginado en aspectos de tu vida) a ser escuchadas y respetadas.

Somos más fuertes juntes, todes nosotres. Verifica tu privilegio y luego usa ese privilegio como una fuerza para bien en el mundo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: